El sublema del Frente Renovador, Causa Popular, está integrado por personas de diferentes ámbitos. El Sindicato de Amas de Casa de Misiones -SACRA- es uno de ellos y desde el Programa Sacra Productivo propone poner en valor la soberanía alimentaria.

“Somos un equipo que venimos trabajando hace mucho tiempo, donde participa la Biofábrica, la Subsecretaría de Programas Especiales y Financiamiento Internacional, el Ministerio de Acción Cooperativa y el Sindicato de Amas de Casa de la República Argentina”, expresó la tercera candidata a Concejal de Posadas, Analía Arévalo, por la lista que encabezan Rossana Franco y José Cabral.

Con una amplia trayectoria en el SACRA Productivo, Analía reconoce las oportunidades de la tierra colorada, los atributos de la biodiversidad y los recursos que cuentan y pueden contar los vecinos a través del programa que impulsa.

Con esta sinergia de organismos, se desarrollaron hasta el momento 20 centros productivos que albergan a más de 300 familias. Una persona referente, recibe los plantines, capacitación y asistencia técnica para desarrollar su huerta urbana. Esta herramienta, la replica con sus vecinas, distribuyendo y haciendo la transferencia de conocimientos. Se va generando así una red de productores en los barrios, que generan alimentos en sus casas para consumo personal como también para la comercialización en ferias.

Analía sostuvo que “desde el Concejo Deliberante queremos impulsar y reforzar los centros productivos de amas de casa, capacitación y asistencia técnica para que todo el municipio pueda contar con esta oportunidad de llevar a todas las familias huertas urbanas saludables, de consumo y venta, según las demandas de cada lugar”.

Desde el 2008 en el marco del SACRA productivo, amas de casa y sus familias, fueron capacitadas y acompañadas en sus proyectos productivos. Dentro de la provincia, fueron ocurriendo transformaciones que las impulsaron a generar ingresos y a contribuir la soberanía alimentaria.

“Yo hace años que comencé con la huerta. Vi en la tele el programa del SACRA Productivo. Me comuniqué y allí conocí a Analía. Y trajo esa vez mucha información, plantines, y comencé a ver mi huerta más productiva”, comentó Edith, beneficiaria del programa, mostrando su espacio que construyó en el patio de su casa.

Además, agregó que “estoy muy feliz. La verdad que esta huerta fue muy productiva, también a nivel familiar, para que nuestra mesa sea más orgánica, más sana. Y llamo a aquellas mujeres, o por qué no hombres, que armen sus huertas en la casa, porque la verdad ayuda mucho a la economía familiar”.

Por su parte, Analía remarcó que “con los centros productivos, las mujeres pueden llevar los alimentos a la mesa para el consumo y también para participar en ferias zonas y contribuyen al mercado concentrador de nuestra localidad. Queremos impulsar esto en todo el municipio, con Rossana como concejal, reforzando las oportunidades económicas y la soberanía alimentaria”.